viernes, 7 de febrero de 2014

La quinta visita…























Por: Jaime F. PérezUscanga


Ayer vino Egidio Torre a El Mante. Esa fue la quinta visita que realiza al municipio desde que Pablo A. González asumió la alcaldía en octubre pasado, aunque en rigor, vino en otra ocasión, pero lo hizo a título personal, acompañado tan solo por su esposa, María del Pilar González, a las exequias del ex alcalde Humberto Flores.

Si nos limitamos a observar el hecho por la frecuencia de sus visitas, puede decirse que el gobernador tiene un particular interés por esta tierra (una visita cada 24 días); pero si lo hacemos contabilizando los beneficios que con sus frecuentes visitas ha dejado a los mantenses, la conclusión es decepcionante… excepto por esta última, la que realizó ayer.

Al término de la gira que realizó ayer, durante una comida en la que compartió con los más destacados líderes sociales del municipio –entre ellos, vale destacar por tratarse de un hecho extraordinario, con trece ex alcaldes (dos de ellos panistas)-, el presidente Pablo A. González hizo el balance: 430 millones de pesos en obras de infraestructura, equivalentes prácticamente a cien millones de pesos por cada mes transcurrido de la actual administración.

Tales recursos, que se suman al presupuesto ordinario del municipio, representan sin duda un importante alivio para la maltrecha situación en que se encuentra el municipio. Con ello, el gobernador Torre Cantú enmienda uno de los tres más sentidos reclamos de la sociedad mantense, el de la ausencia de obra pública estatal para el fortalecimiento de la infraestructura del municipio.

Quedan pendientes los dos más sensibles temas: el de la inseguridad y el de la reactivación económica y su consecuente generación de empleo. Salvo por una brevísima alusión que hizo en su discurso reconociendo la existencia de problemas de inseguridad, ambos temas quedaron como estaban: sin visos de atención de su parte. Habrá que esperar, pues, a que el gobierno federal tome cartas en el asunto en el tema de la inseguridad.

Ya hay señales claras de que el asunto va a ser atendido partiendo del diagnóstico que la semana pasada presentó el titular de la recién creada Coordinación Nacional Antisecuestro, Renato Sales Heredia, quien de manera puntual estableció que una de sus  primeras acciones se dirigirá al municipio de El Mante, Tamaulipas. Serán tiempos difíciles, sin duda, pero tras ellos, El Mante quedará en condiciones óptimas para que el gobierno municipal le meta mano al tema de la reactivación económica y la generación de empleo.

Si tales condiciones se cumplen puntualmente, antes de que termine el actual trienio podrán verse los primeros resultados de un municipio listo para iniciar su camino hacia el largamente acariciado anhelo de desarrollo, lo cual coloca desde hoy al alcalde Pablo A. González, en una posición muy destacada, del tamaño de las expectativas que generó su arribo a la presidencia, condición muy importante dado que, de la fortaleza con que construya su liderazgo, dependerá en buena parte que la sociedad se comprometa a hacer la parte que le corresponde… omisión fatal hasta el día de hoy.


--







No hay comentarios:

Publicar un comentario