lunes, 4 de noviembre de 2013

Posdata, de Gastón Espinosa González





NO HAY CERTEZA, SOLO LA MUERTE EN TAMAULIPAS

Los encargados de prensa de Gobierno del estado siguen con su juego de dimes y diretes, es irresponsable dejar pasar al chisme lejos de atajarlo.
La muerte de la señora madre de la Secretaria de Desarrollo Económico y Turismo en Tamaulipas, sigue siendo envuelto por el misterio.


Apenas esta mañana los medios nacionales dieron cuenta de la muerte de quien fuera madre de Mónica González García, actual funcionaria estatal y de Raúl González, ex secretario de Trabajo y previsión social. No hay información de primera mano que permita conocer las causas de tan lamentables hechos pues la oficina de prensa se limitó a difundir las condolencias a nombre del Gobernador de Tamaulipas sin revelar los detalles.
El cuerpo fue localizado  en su domicilio ubicado en la colonia San Francisco, en Matamoros.
Algunos personajes políticos a través de las redes sociales han manifestado su pesar por la noticia la cual ha consternado al medio político sobre todo por el misterio que envuelvo el caso, el cual penosamente no ha sido aclarado por quienes deberían de hacerlo.
Mientras las autoridades no se atrevan a decir las cosas por su nombre mil historias van a tejerse en esta muerte, con una ciudad que se convulsiona por la violencia y un gobierno  que no nos quiere hablar con la verdad.

GERARDO GARCIA, DE LA COEPRIS AL PRI
Gerardo García González es el coordinador regional de la Coepris en ciudad Mante. Su desempeño como funcionario del sector salud siempre ha sido efectivo, sin embargo destaca por igual como un activo y apasionado militante del Partido Revolucionario Institucional a tan grado que ya algunos amigos empiezan a promoverlo para la dirigencia de su partido.
Gerardo es hermano de Héctor Raúl García González, actual coordinador de las delegaciones regionales de la Secretaría de Desarrollo y Participación Social en el estado de Chiapas, el cual estará en la puja por lograr el arribo de su consanguíneo a la dirigencia del partido que ahora coordina Carlos Sánchez Vega.
Se habla de que el propio presidente municipal Pablo González León respaldaría este proyecto pues se trata de un priista dinámico, con buena presencia, fresco e inteligente con igual poder de convocatoria. Recientemente ambos personajes pasaron horas dialogando sobre esta posibilidad que requiere solo (casi nada) del aval del primer priista de Tamaulipas.

LOS GEÑISTAS LLEGARON YA
La aparición de Eugenio Hernández Flores abrió las esperanzas y sobre todo abrió las puertas de algunas dependencias para algunos colaboradores del ex gobernador de Tamaulipas. A nivel local se habla de que la oficina estatal del Empleo podría ser ocupada por Víctor Espinoza Almaguer, quien fuera coordinador del programa social “Vamos Tamaulipas”.
Esto significaría por igual el respiro político de Rigoberto Rodríguez Rangel, ex diputado local, quien no ve muy claro el compromiso que se le pactó en tiempos de campaña en donde se le prometió primero dirigir al PRI y luego dos posiciones en el cabildo para posteriormente otorgarle un cargo importante dentro de gobierno. Nada de las tres cosas.
Rigo ha sido cauto, respetuoso, por eso cuando supo de primera mano los acuerdos entre Geño y Egidio se mostró contento, sabe que eso significa presencia política y no el destierro al que estaba condenado por culpa de su amigo y compadre Ricardo Gamundi.
Y para el PRI municipal otro geñista aparece como el indicado, su nombre Gerardo García González. Veremos pues viejos nombres en posiciones claves. Los geñistas están de regreso, si es que alguna vez se fueron.



No hay comentarios:

Publicar un comentario