sábado, 5 de octubre de 2013

¿Y tu nieve, la quieres de limón, Mario...?

MIS ARTÍCULOS  Sábado, 05 de octubre de 2013.

¿Y tu nieve, la quieres de limón, Mario…?



Anoche decía un amigo: “Si a esas vamos, yo también me apunto…”

Se refería a Mario Alberto Obregón Betancourt, ex tesorero municipal, quien en ese momento andaba rondando a algunos periodistas para que le den vuelo a su aspiración de ser presidente del comité municipal del PRI.

Yo no sé si esa aspiración sea verdadera, genuina o si se trate tan solo de una charada o algún tipo de estrategia de negocios, como cuando dijo que quería ser candidato del PRI a la alcaldía, o la otra, unos meses antes, que también dijo que levantaba la mano para ser tomado en cuenta para ser diputado federal.

El caso es que ahora, al cuarto para las doce y sin mostrar credenciales que avalen sus méritos o capacidades, dice que quiere dirigir al PRI en el municipio.

Sé, porque me consta, que Mario Alberto es un hombre de trabajo, sagaz, audaz y con dinero. Lo que no sé es si con eso se pueda dirigir un partido como el PRI en un municipio como El Mante, con las condiciones sociopolíticas que aquí se viven; ni sé si tenga la cercanía, deseable, con el nuevo alcalde, Pablo Alberto González, en quien más de 30 mil mantenses depositaron su confianza para conducir al municipio.

Yo creo que los tiempos del PRI deben ajustarse a los tiempos del nuevo alcalde a fin de que se fortalezca. A nadie conviene rodearlo con gente que solo busca satisfacer sus ambiciones personales, por legítimas que sean… caso que, por cierto, igual vale para el ex diputado local, Rigoberto Rodríguez Rangel, quien también quiere convertir al PRI en la plataforma de re-lanzamiento de su candidatura a la alcaldía.

Los nuevos tiempos de El Mante son de unidad, trabajo, fortaleza… no de oportunismo, futurismo, grilla y ambiciones personales. Si alguien quiere hacer carrera política, que se sume, que aporte, desde su posición actual, como servidor público, empresario, profesionista o ciudadano.

Los espacios políticos, como la dirigencia local del PRI, deben reservarse para apuntalar los proyectos del actual líder político del municipio. Nosotros lo elegimos. A nosotros nos corresponde, en este momento, fortalecerlo.

Ya habrá tiempos para afilar flechas. Ahora no.



No hay comentarios:

Publicar un comentario