martes, 8 de octubre de 2013

Reflexiones sobre un acto discreto, pero trascendental para los mantenses...


Jaime F. Pérez Uscanga | El Mante, Tamaulipas, México |



Este mediodía, entre la una y las tres de la tarde, se signaron sendos convenios de colaboración interinstitucional que no deben, por su importancia, pasar desapercibidos.

Para dimensionar adecuadamente el tema, vale la pena citar una cifra que puede servir como referencia: tan solo en el Hospital General “Dr. Emilio Martínez Manautou” (HG), de esta ciudad, cada mes se consulta e interviene quirúrgicamente a poco más de 300 pacientes de la especialidad de traumatología, lo que equivale a un promedio diario de 10 pacientes derivados de accidentes viales, domésticos, de trabajo o a consecuencia de alguna riña o agresión.

Repito, estas cifras corresponden a las ofrecidas por uno de los tres centros hospitalarios que atienden a la población en el municipio, por lo que se puede inferir que la cifra final sea mucho más alta.

Pues resulta que muchos de esos pacientes, requieren de un tratamiento especializado de fisiatría, para el cual ninguno de los hospitales públicos (el HG, el IMSS y el ISSSTE), cuenta con las instalaciones, ni el equipo y personal adecuados y suficientes para brindarles la atención que requieren.

Cabe anotar que en esa misma condición se encuentra un hospital privado en el que igualmente, aunque en mucha menor proporción, se atiende a este tipo de pacientes con lesiones incapacitantes.

Pues bien, los convenios de colaboración que este mediodía se firmaron entre la dirección del Hospital General y la presidencia del Sistema DIF Municipal, apuntan precisamente al desarrollo de un detallado programa que permitirá la canalización de los pacientes de traumatología atendidos en el HG, al Centro de Rehabilitación Integral (CRI), construido con algunas deficiencias que en su momento impidieron su operación durante la antepasada administración encabezada por Héctor López, y posteriormente remodelado, equipado y puesto en operación por el ayuntamiento presidido por Humberto Flores.

Y retomo la entrada de este apunte: la firma de los convenios referidos, es una noticia que no debe pasar desapercibida, ya que gracias a ellos, los pacientes de traumatología atendidos y/o intervenidos quirúrgicamente en el HG, podrán a partir de ahora, recibir el tratamiento fisiátrico en un lugar especialmente construido, equipado y atendido para ese fin.

Y los actores del acto en que se firmaron los convenios, vale destacar, son dos mujeres; una, la presidenta del Sistema DIF Mante, Verónica Téllez de González, y la otra, la directora del Hospital General, Diana Elena Fong Aguilar.

Corresponde al alcalde, Pablo Alberto González el mérito de haber promovido esta sinergia que redundará en beneficios invaluables para cientos de mantenses que en menor tiempo y con mayor calidad, recuperarán su salud para reintegrarse a sus actividades y reinsertarse a la sociedad.

Los mantenses, con actos como el que hoy mismo se desarrolló de manera por demás discreta, ganan en la calidad de los servicios que el Estado les proporciona a través de sus instituciones.


Gobernar, queda demostrado, es un acto de voluntad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario